¿Cómo utilizar las Consultas Jurídicas Online para captar la atención de los clientes?

¿Cómo utilizar las Consultas Jurídicas Online para captar la atención de los clientes?

El secreto para destacar como abogado no está únicamente en saber usar las palabras, sino en la capacidad para acercarse a los clientes potenciales de manera efectiva. Pero ¿cómo lograr una cercanía perfecta entre esa persona que te necesita y tú? Por suerte, la tecnología se ha puesto de tu lado para darte la oportunidad de que ofrezcas consultas jurídicas online.

En los últimos años, el uso de las herramientas tecnológicas para mejorar la calidad del servicio en todos los sectores ha ido incrementando. Con respecto a la abogacía, algunos todavía se mantienen reacios a este tipo de ventanas por miedo a perder algo tan importante como la credibilidad; sin embargo, en esta era digital es contradictorio no buscar las alternativas que te da Internet, ya que el efecto sobre tu reputación puede ser negativo.

Cuando un despacho de abogados se atreve a abrir un nuevo canal de comunicación está diciéndole al mundo entero lo interesado que está en permanecer cerca de la sociedad. En este sentido, se trata de establecer una vía de acceso efectiva, sin sacrificar ninguna de las condiciones que debe existir entre ambas partes: confianza, discreción, respeto y un trato personalizado.

En relación con el último punto, queremos hacer énfasis en la personalización del trato. Muchos profesionales cometen el error de tratar los casos que se les presentan como uno más, metiéndolos en carpetas que acaban archivándose. Esto provoca que las personas que confiaron en los servicios de tal abogado se sientan traicionadas, perdidas y sin saber si pueden continuar con la reclamación en cuestión.

Afortunadamente, las consultas jurídicas online permiten romper con estas brechas que se forman entre los expertos y los interesados. Los defensores de la justicia cuentan con este elemento infalible, tanto para establecer un contacto efectivo, como para ganar mayor cantidad de clientes.

Con respecto a la rentabilidad de estas plataformas, podemos decir con absoluta seguridad que son una inversión inteligente. Por supuesto, implican un compromiso adicional que te obligará a estar más atento de quienes tratan de pedirte asesoramiento por estos canales y, por ello, no los puedes abandonar o postergar por mucho tiempo.

Por otro lado, necesitarás una preparación especial para comprender el impacto que generan estas consultas sobre tus niveles de productividad. Es decir, tendrás que encontrar la forma en que tienes que dirigirte a los internautas y, entonces, establecer ciertas pautas para garantizar una atención oportuna y determinar qué tipo de consultoría quieres dar.

Quizás te parezca una tarea compleja, pero es un reto que vale la pena. Estamos seguros de que alcanzarás las metas que te propongas, sobre todo, si tu interés es conseguir clientes a través del marketing online.

¿Un abogado en casa?

Dar un servicio inmediato es una ventaja que pocos despachos sabían cómo ofrecer, hasta que comprendieron los beneficios que tienen las páginas web. Por lo general, los usuarios que llegan a estos portales digitales requieren de una orientación especializada lo antes posible, porque los problemas legales pueden aparecer en el momento menos pensado.

Por lo tanto, tratan de buscar a un abogado que les ayude con rapidez, sin tener que esperar una entrevista formal en una oficina o que el experto en leyes tenga un espacio libre en su apretada agenda. Con las consultas jurídicas online esta respuesta se obtiene con tan solo un clic, desde la comodidad de estar en casa o en el trabajo.

Ahora bien, ¿qué debes hacer para poder implementar esta opción en tu sitio web? En primer lugar, es fundamental que identifiques con precisión a tu público objetivo, teniendo en cuenta a qué rama del Derecho te dedicas. Posteriormente, deberás saber qué necesitan y cómo realizan la búsqueda de un abogado por Internet.

Para esto puedes utilizar aplicaciones como Google keyword planner, y así saber cuáles son las palabras claves más relevantes; y si quieres recibir sugerencias sobre este asunto, lo aconsejable es que manejes ciertos programas como Google Instant, Keyword Tool o Ubersuggest.

Más allá de la típica página web corporativa

Imagina que una persona quiere divorciarse porque la situación a la que ha llegado su matrimonio es insostenible. Seguramente, este potencial cliente intentará ponerse en contacto con un profesional de esta área y, de pronto, llega a tu portal digital… ¿Solamente le das tus datos de contacto? ¿Crees que podrás convencerle con un contenido escueto? La respuesta es no.

Llegó la hora de aplicar estrategias para persuadir al nuevo visitante de que eres el indicado para resolver el conflicto. Esto lo puedes hacer a través de la misma página, por ejemplo, con un chat que esté disponible en un horario determinado o las 24 horas, vídeo llamadas o un correo electrónico; también puedes ofrecer un número de teléfono para que el cliente decida ponerse en contacto de una manera más directa y personal.

Es importante que no olvides pedirles a los encargados del diseño web que creen una estructura sencilla que permita al usuario acceder al contenido de forma sencilla y clara. De lo contrario, si la información que se facilita no es entendida para los futuros clientes, éstos buscarán otro lugar donde se encuentren cómodos y donde resuelvan sus necesidades.

La idea de este servicio es que nadie tenga que trasladarse a ningún lado para recibir una atención adecuada. El usuario tiene que sentir que eres capaz de darle una seguridad jurídica completa, gracias a tu disposición al establecer la comunicación.

Además, para darle fuerza a esta táctica, es recomendable que diseñes un plan de pago accesible, que facilite este proceso. Generalmente, la primera consulta es gratuita. Este primer contacto sirve para conocerse mejor; el abogado conocerá la situación del cliente y podrá ofrecer unos argumentos basados en su experiencia para ayudarle con su problema.

Después de esa conversación inicial, plantéale unos precios ajustados al mercado. Y si deseas que no se te escape ese caso por nada del mundo, no dudes en crear unos paquetes de consultas a costes atractivos dentro de lo razonable.

Demuéstrale que tu interés es resolver el inconveniente que tenga, a donde quiera que se encuentre. Tú eres un camino que conduce hacia lo justo, pues con tus conocimientos podrás aplicar una solución a cualquier situación; por eso, convierte a la tecnología en tu mejor aliado, rompe con los parámetros que le ponen límites al Derecho y atrévete a innovar en esta carrera.

Ventajas de las consultas jurídicas online

Uno de los aspectos que más preocupa a la gente es el coste de los honorarios profesionales de un abogado. Por este motivo, frente a la diferencia de precios que existe con respecto al asesoramiento tradicional, esta modalidad sigue cobrando fuerza en el sector.

Sin embargo, para que tengas éxito con este plan estratégico tienes que asegurarte de que los interesados sepan que la calidad de tu trabajo no está en juego, a pesar de que el mecanismo de atención sea diferente.

Por otro lado, deberás encargarte de vigilar a la competencia online en estos tres niveles:

  • Geográfico: aquellos despachos que están en este universo digitalizado y se sitúan cerca de ti.
  • Funcional: incluye a los que ofrecen el mismo servicio (civil, penal, familia, tráfico, herencias, divorcios, etc.).
  • Offline: seguirle los pasos a los grupos de expertos que no tenían presencia en Internet, pero ahora sí.

Llegar a este territorio digital, que quizás no conoces en profundidad, es un desafío. No obstante, los hechos empezarán a hablar por sí mismos cuando, gracias a las nuevas tecnologías, se demuestre que, con las consultas jurídicas online, es factible confiar en los profesionales que hablan en el nombre de la justicia.

 

0

Sobre el autor:

Francisco Segura es experto en marketing online con más de 15 años de experiencia en el sector. Creador de marketingeficazabogados.es, y otros servicios de marketing online.

Añadir un comentario